Determina la Vida Útil de tus Productos

La vida útil de un producto es el intervalo de tiempo que un producto, almacenado siguiendo las instrucciones específicas del fabricante, será utilizable. Dado que esta es una descripción amplia, puede interpretarse de múltiples maneras; sin embargo, en nuestra industria, está vinculada a una fórmula que se rompe con el tiempo, o bacterias u otras acumulaciones indeseables. En cualquier caso, es crucial conocer y probar la vida útil exacta.

Las realidades y limitaciones de la vida útil

  • Debes saber cuanto tiempo necesitas que dure el producto
  • Debes saber donde se usará el producto, tanto geográficamente como en que espacio específico. No es lo mismo usar un producto en una ciudad fría que en una playa. La temperatura afecta el producto de manera diferente. Tampoco es lo mismo tener un producto en la recámara que en el baño, donde la humedad es constante.
  • Tienes que calcular el inventario que necesitas
  • Si estás vendiendo productos naturales, tienes que pensar en tener una rotación de producto constante y no comprar excedentes de producto que se quedan en estantería. Los productos naturales caducan mucho antes que los químicos.
  • Considera la naturaleza propia de los ingredientes que contiene tu producto. Entre más comida para bichitos y bacterias, más rápido caducan. También, si no llevan un conservador, igual caducaran pronto.
  • Mientras que la adición de Vitamina E y Neem y otros antioxidantes pueden ayudar a extender la vida de los aceites un poco, la naturaleza determinará por cuánto tiempo un aceite conservará su color, frescura y beneficios.
  • Si desarrollas un producto, tienes que pronosticar cuánto tiempo le tomará a un cliente usar su producto antes de una recompra. ¿Un mes? ¿Tres meses? Puedes manipular esto para obtener el equilibrio óptimo seleccionando el tamaño: 250 gms para un gel de baño en comparación con 30 gms para un suero. Si estás vendiendo un producto diario, como un limpiador facial o un tonificante, entonces tendrá que repetir el negocio más rápido que algo como una mascarilla que podría usarse solo una vez por semana.
  • Recuerda, también deberás tener en cuenta la venta a través de tus minoristas / centro de distribución, y el stock. El inventario y el stock son fundamentales para que no te agarren las prisas entre producciones.
Please follow and like us:
error